Visitantes de dormitorio, la experiencia más aterradora de tu vida

¿Alguna vez has tenido la sensación de que alguien te observa en mitad de la noche? Son los visitantes de dormitorio, posiblemente la experiencia más aterradora de tu vida.

Te vas a dormir tranquilamente una noche. Todo marcha bien, tu sueño es profundo y placentero. De repente, en mitad de la madrugada, abres tus ojos. No puedes moverte, tus músculos están completamente paralizados. En un lugar de tu habitación hay alguien observándote fijamente. Una sombra oscura. Tu respiración se acelera y el miedo llega a todos los rincones de tu cuerpo. Los visitantes de dormitorio han llegado.

Es posible que esta situación te resulte familiar. De hecho, es más que probable que te haya sucedido en algún momento en tu vida. Momento que difícilmente olvidarás, porque se trata de una de las experiencias más aterradoras que puede vivir el ser humano. Su nombre técnico es parálisis del sueño, y no eres la única persona que la ha sufrido.

En el caso de quien escribe estas líneas, recuerdo haber sufrido parálisis del sueño en varias ocasiones a lo largo de mi vida. La última fue allá por el 2007 o el 2008. En mitad de la noche, me desperté sin ser capaz de poder mover ni un sólo músculo de mi cuerpo. Más que una presencia, sentí una voz que me indicaba que el anticristo había nacido. No le dí mayor importancia. Quizá es posible que ni siquiera estuviese despierto.

Pero sí que hay una experiencia de visitantes de dormitorio que jamás olvidaré. En este caso era mucho más pequeño, tendría en torno a 10-12 años. En mitad de la noche, desperté. Junto a la puerta pude contemplar una figura masculina de unos dos metros de altura, que me observaba sin perder detalle. No se movía, no hacía ningún gesto. Y yo no era capaz de moverme. Tampoco era capaz de gritar. Estaba total y absolutamente aterrorizado.

¿Cuánto duró aquello? Quien sabe. ¿Aquello era real o fruto de mi imaginación?

Una de las sensaciones provocadas por la parálisis del sueño es la presión en el pecho – Foto: milatina.ca
Posibles explicaciones a los visitantes de dormitorio

Como podrás imaginar, el fenómeno de los visitantes de dormitorio carece de explicación científica. Sí que encontramos explicación a la parálisis del sueño, que se trata de una parasomnia frecuente benigna, aunque puede provocar angustia, sobre todo si se acompaña de alucinaciones.

Esta parálisis del sueño se produce durante la fase del sueño en la que soñamos, en la que la glicina impide a los músculos moverse. Cuando nuestro mecanismo se activa de manera prematura, aparece la parálisis del sueño. Pero, ¿qué son las presencias que sentimos?

Entre las posibles explicaciones a los visitantes de dormitorio, encontramos las siguientes:

  • Alucinaciones provocadas por nuestro cerebro y que provocan enorme ansiedad en la persona afectada ante el miedo a volver a vivir esta experiencia.
  • Los visitantes de dormitorio podrían ser extraterrestres que nos visitan durante la noche para analizar nuestro cuerpo, nuestros sueños y las respuestas biológicas de nuestro cuerpo.
  • Proyecciones de nuestro cerebro, que recordaría temores que sufríamos de pequeños y que podrían verse reflejados ante cualquier cambio de iluminación.
  • Los visitantes de dormitorio podrían ser también seres queridos que han fallecido y que nos visitan en sueños, que es cuando más abierta está nuestra mente para poder percibir su presencia. Su finalidad sería transmitirnos algún mensaje.
  • En el caso de personas con hijos pequeños, podría tratarse de sus proyecciones astrales. Esta teoría supondría que nuestros niños realizarían viajes astrales mientras duermen y vendrían a visitarnos a nuestra habitación.
  • El alma de personas fallecidas que no han sido capaces de pasar a la siguiente dimensión. Esto querría decir que se trata de espíritus atormentados con cuentas pendientes en nuestra vida, o que no son capaces de asumir que han fallecido.
  • El supuesto más terrenal nos dice que la experiencia de los visitantes de dormitorio no es más que una enfermedad mental que nos hace ver y sentir situaciones que no están en nuestro cuarto.

Iker Jiménez trata el caso de los visitantes de dormitorio en Milenio 3

Los visitantes de dormitorio te visitarán en numerosas ocasiones a lo largo de tu vida – Foto: aldia.com
Cómo tratar la parálisis del sueño

Afortunadamente, la parálisis del sueño tiene tratamiento y es esencial ponerse en manos de un especialista. Esta situación nos lleva inevitablemente a problemas de descanso y cuanto más se alargue el tratamiento, mayores y peores consecuencias tiene en la persona afectada.

En los casos más graves puede llegar a recetarse antidepresivos al paciente afectado, aunque una buena forma de prevenir esta situación es adquiriendo buenos hábitos de sueño. Utilizar técnicas de relajación es un método de tratar esta patología.

Síguenos en las redes sociales Facebook y Twitter y, si te ha gustado este artículo, no dudes compartirlo con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *