¿Los perros pueden leernos la mente?

Si tienes perro, seguramente te hayas planteado en más de una ocasión si los perros pueden leerte la mente.

¿Cuántas veces ha sido hora de pasear a tu perro y te lo has encontrado esperándote en la puerta? ¿Alguna vez has estado con el ánimo bajo y tu perro ha estado a tu lado sin tú pedírselo? ¿Tu perro adivina cuándo has terminado de comer y se pone nervioso porque sabe que los restos de comida van a ir a su plato?

Esas situaciones son las que nos llevan a pensar que los perros puedan tener dones telepáticos, o lo que es lo mismo, que los perros pueden leernos la mente. Este don no sería exclusivo de los perros, sino que también podría darse en las personas, aunque es una técnica que teóricamente debe entrenarse. Según algunos científicos, esta intuición que poseen los perros no sería tanto un poder telepático, sino que vendría determinada por su adaptación a vivir con el ser humano y su capacidad para interpretar nuestras señales.

Según informa el portal eperros.com, estudiosos en el campo de la energía, han podido entender algo más acerca del don de la telepatía en perros. Esto ha llevado a determinar que las personas que tienen más bondad y mejores intenciones hacia otros, irradian de manera natural más energía en su chakra corazón, siendo algo que los perros detectan de manera inmediata.

La domesticación de los perros comenzó en Europa hace más de 18.000 años

Es lógico pensar que el perro haya conseguido entender casi a la perfección al ser humano tras conocer que su domesticación comenzó hace más de 18.000 años. Todo comenzó con un cierto “matrimonio” entre el humano y el lobo, ya que el primero obtenía protección del segundo gracias a que le suministraba alimentación.

Esta situación tuvo como consecuencia la evolución del lobo “manso” en el perro, que sería el nuevo compañero de los cazadores recolectores en Europa hace entre 18.800 y 32.100 años, y no en Oriente Medio, tal y como se creía tiempo atrás.

Según una investigación en la que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los perros modernos emparentaban más cercanamente con los cánidos prehistóricos europeos, incluidos los lobos. «Y ese parentesco es mayor que el que existe entre los cánidos prehistóricos europeos y los lobos asiáticos, lo que sugiere que el origen de los perros está en la domesticación de lobos de Europa y no de Asia», explica la investigadora del CSIC Jennifer Leonard, de la Estación Biológica de Doñana.

La gran capacidad de los perros para entender las emociones humanas

Al igual que sucedía con los lobos, y como sucede con otras especies animales, los perros tienen la capacidad de sentir emociones como el miedo, generalmente asociada con el ser humano. Es por ello que el perro suele entrar en estado de alerta cuando siente que su dueño siente miedo y hará todo lo posible por que se sienta seguro.

Pero más allá de esto, el perro tiene la capacidad de absorber las emociones humanas, de ahí el dicho de “los perros se parecen a los amos”. ¿Te has dado cuenta que las personas que irradian felicidad suelen tener perros felices, y que las personas que muestran tristeza tienen perros tristes? Si eres de estos últimos, ya lo sabes, comienza a ser feliz, aunque sea por tu perro.

Síguenos en las redes sociales Facebook y Twitter y, si te ha gustado este artículo, no dudes compartirlo con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *