La posibilidad de un megaterremoto es cada día más real

Sismólogos de todo el planeta alertan de que un megaterremoto podría tener en lugar en la Tierra en cualquier momento.

De un tiempo a esta parte, las catástrofes naturales nos llenan de imágenes impactantes y profunda tristeza. 2016 fue conocido como el año de los terremotos, con un aumento dramático de la actividad sísmica. Un terremoto de 6,4 grados de magnitud sacudió el noreste de la ciudad de Pingtung, al sur de Taiwán, causó 117 muertos y cientos de heridos. Europa también vivió escenas dramáticas. El centro de Italia fue sacudido por tres fuertes terremotos en sólo tres meses. El 24 de agosto, un terremoto de 6,2 grados de magnitud sacudió el sureste de Norcia, Italia, acabando con la vida de cientos de personas. En octubre, dos terremotos fuertes con tan sólo 2 horas de diferencia hicieron temblar el centro del país.

También Nueva Zelanda, donde un potente terremoto de 7,8 grados de magnitud sacudió el noreste de Christchurch el 14 de noviembre. Dos horas después del sismo inicial, olas de hasta 2 metros de altura alcanzaron la costa. La isla siguió temblando por las cientos de réplicas. Las autoridades informaron de dos muertes, y gran parte del paisaje rural fue devastado por el potente terremoto.

Terremoto en Nueva Zelanda – Foto: comoserunkiwi.com

Tampoco se libró Japón del temblor terrestre. El 21 de noviembre, un gran terremoto sacudió el norte del país , generando además un pequeño tsunami.

2017 está siendo inusualmente activo en lo que se refiere a eventos sísmicos. El año comenzó con un terremoto de magnitud 7,2 en el océano Pacífico, y le siguió con otros en Indonesia, Italia, Islas Salomón, Papúa Nueva Guinea, Pakistán… O los más recientes, en Suiza y España. Este último ha ocurrido en Navarra, un movimiento sísmico de magnitud 4,4, con epicentro en la localidad navarra de Odieta, a unos 12 kilómetros al norte de Pamplona.

La comunidad científica no consigue dar explicación al gran aumento en el número de terremotos en nuestro planeta, pero algunos ya comienzan a hablar de un gran megaterremoto con consecuencias apocalípticas. Incluso hay quien lo vincula con las 8 profecías de Nostradamus para 2017.

Los científicos advierten que los megaterremotos son una posibilidad y no son profecías

Los científicos están realmente preocupados con el aumento sísmico en nuestro frágil planeta. Roger Bilham, sismólogo de la Universidad de Colorado, lleva tiempo advirtiendo que las condiciones actuales podrían desencadenar al menos cuatro sismos con magnitudes superiores a 8. Bilham está convencido que la tensión acumulada hace siglos podría provocar mega catastróficos terremotos.

Parte de la explicación, aparte de los países afectados por estar en el Cinturón de Fuego del Pacífico, es que hay 38 volcanes activos en todo el mundo, incluyendo las recientes erupciones del volcán siciliano Etna, el más grande de Europa, o el volcán de Fuego en Guatemala. Y lo peor de todo es que los inminentes terremotos podrían ser precedidos por poderosos tsunamis.

Erupción del Etna – Foto: abc.es
La devastación de Los Ángeles

Pero posiblemente el sur de California podría llevarse la peor parte. En cualquier momento un megaterremoto podría destruir la ciudad de Los Ángeles, según un nuevo estudio publicado por el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Los investigadores encontraron que megaterremotos ocurren en promedio cada 100 años. El último sismo importante se produjo hace 160 años, un evento geológico catastrófico que “rompió” unos 300 kilómetros de la falla de San Andrés.

Según los investigadores, la zona a ambos lados de la falla se presiona una con la otra a un ritmo de más de más de dos centímetros al año desde 1857, por lo que la acumulación de energía será liberada súbitamente en un terremoto de gran magnitud. Un terremoto similar al de 1857 podría dañar acueductos que transportan agua en el sur de California hasta el norte, e interrumpir las líneas eléctricas y destruir todo tipo de vías de comunicación. El centro de Los Ángeles podría experimentar un movimiento nunca visto antes. Pero no solo afectaría a California, el movimiento telúrico podría activar otras fallas en el mundo, que a su vez provocarían terremotos en muchos países, provocando una catástrofe a gran escala. Los efectos serian impredecibles, pero se cree que millones de personas fallecerían a causa de la actividad sísmica y sus posteriores efectos.

Los gobiernos se preparan para los megaterremotos

Los gobiernos han tomado nota de las predicciones de los expertos y han comenzado a actuar en consecuencia. Fruto de ello, se han intensificado los preparativos para sobrevivir a inminentes desastres naturales catastróficos.

Una de las empresas encargada de preparar a la élite para sobrevivir al apocalipsis es Vivos. La compañía estadounidense construye instalaciones exclusivamente para la protección de individuos con un nivel adquisitivo alto que quieren sobrevivir al apocalipsis. La instalación más grande es “Europa One”, que se encuentra en Alemania. Los responsables de Vivos lo describen como uno de los refugios subterráneos de supervivencia más fortificados en la Tierra, muy por debajo de una montaña de piedra caliza, con seguridad privada. Y todo protegido por paredes selladas y puertas blindadas.

Las instalaciones “Europa One” en Alemania – Foto: Daily Star

El complejo subterráneo incluye más de 21.108 metros cuadrados de salas de estar con todo tipo de comodidades, y con 4.079 metros cuadrados adicionales con apartamentos, almacenes, e incluso con su propia estación de tren. Aunque lo más aterrador de todo es que “Europa One” ya se encuentra actualmente en pleno estado de funcionamiento, para que familias previamente seleccionadas puedan sobrevivir de manera autónoma a cualquier catástrofe durante varios años sin necesidad de volver a la superficie. Parece ser que la selección ya habría comenzado, aunque la población no participará en el sorteo.

Síguenos en las redes sociales Facebook y Twitter y, si te ha gustado este artículo, no dudes compartirlo con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *