La ‘Estrella de Belén’ fue una casualidad que se da cada 500.000 años

¿Cuántas veces te has preguntado qué pudo ser la Estrella de Belén? Un profesor de astrofísica y cosmología ofrece una curiosa solución: una alineación planetaria.

Belenes, árboles de Navidad… la Estrella de Belén, la que guió, según la Biblia y la tradición cristiana, a los Reyes Magos de Oriente a Belén para adorar a Jesús, es uno de los símbolos más universales de la época navideña. Pero en realidad, puede que no fuera ni siquiera una estrella. Desde luego una estrella que se movía en el cielo es imposible y todos los años, por estas fechas, surge el mismo dilema, incluso hay autores que hablan de un OVNI.

Lo cierto es que sobre este particular se ha centrado el profesor de astrofísica y cosmología teórica en el Departamento de Física de la Universidad de Notre Dame, Grant Mathews. El profesor indicaba que todo se pudo haber debido a una extraña alineación planetaria que sólo se da una vez cada 500.000 años y que habría tenido lugar en el año 6 a.C., justamente donde también los estudiosos ubican el nacimiento de Cristo según la cronología más aceptada en la heterodoxia.

Mathews decía sobre este fenómeno: “Los astrónomos, historiadores y teólogos han reflexionado sobre la cuestión de la ‘Estrella de Navidad’ durante muchos años. ¿Dónde y cuándo apareció, qué aspecto tenía, de los miles de millones de estrellas que brillaban en ese día hace tanto tiempo?”.

Este alineamiento fue muy seguido dentro del Zoroastrismo, una religión muy extendida en la zona de Mesopotamia, y que tenía como implicados al Sol, el planeta gigante Júpiter, la Luna y Saturno en Aries. Venus estaba en Piscis y los planetas Mercurio y Marte en Tauro. Además Aries era el punto que marcaba el equinoccio y todas estas condiciones darían un especial brillo que destacó para los astrónomos-astrólogos zoroastristas.

Pudieron interpretarlo como la llegada del nacimiento de un líder
Representación de la matanza de los inocentes

Debido a esta curiosa casualidad astronómica se cumplía el seguimiento que marcaba el nacimiento de un futuro gobernante en la zona y que llevó a Herodes a ordenar la polémica “matanza de los inocentes”, todos los niños nacidos menores de dos años.

Mathews explica que fenómenos como el de la Estrella de Belén se pueden dar cada 16.000 años o más. El investigador va a publicar un libro sobre este tema, que incluirá un mapa de los cielos en aquel tiempo.

Desde luego, una nueva teoría que se suma a las tantas que llevan cientos de años planteando muchos pensadores que han pasado por nuestro planeta. Y tú, ¿qué crees que fue la Estrella de Belén?

Curiosa conclusión para un caso que todavía hoy intriga a muchos aficionados a la ufologia y cuyo protagonista, Fernando Cámara, trata con total normalidad.

Síguenos en las redes sociales Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *